En este apartado se incluirán las opiniones que el Grupo de Trabajo de Hipnosis Psicológica considere oportuno realizar, así como aquellas que se vayan recibiendo, por correo electrónico, indicando sólo las iniciales del autor (salvo autorización expresa para indicar el nombre completo).

El Grupo de Trabajo de Hipnosis Psicológica no se responsabiliza de las opiniones expresadas en este apartado, que pertenecen a sus autores, salvo aquellas escritas y firmadas por el Grupo. No se publicarán las que puedan vulnerar alguna ley o utilicen un lenguaje inadecuado.

PARA EVITAR FALSAS EXPECTATIVAS

En Redacción Médica, con fecha 26 de abril de 2007, puede leerse la siguiente noticia:

PARA EVITAR FALSAS EXPECTATIVAS
El Senado pide garantías para la divulgación de avances en investigación biomédica con rigor.

E.P. Madrid
El pleno del Senado aprobó por unanimidad una moción por la que se insta al Gobierno a promover la divulgación de los avances científicos en materia de investigación biomédica, como la terapia celular y la medicina regenerativa, de manera rigurosa y sin generar falsas expectativas.

Esta iniciativa, presentada originalmente por el PSOE para impulsar la divulgación de la ciencia, fue ampliada por un texto del Grupo Catalán (CiU), que mostró su preocupación por las “falsas esperanzas” que generan algunas informaciones periodísticas.

La senadora nacionalista Nuria Aleixandre se refirió a la reciente difusión de los avances obtenidos por el científico Joan Massagué, en materia de cáncer de mama. Aleixandre recordó que se han identificado 18 genes relacionados con la metástasis de este cáncer, cuatro de ellos susceptibles de ser controlados con fármacos. Sin embargo, apuntó que algunos medios de comunicación “dieron por hecho cuatro fármacos para el control del cáncer de mama con metástasis”. “Hay que promover la difusión de los avances con el máximo rigor posible, evitando su distorsión y la creación de falsas esperanzas”, destacó.

No sé si estos senadores se habrán dado una vuelta por algunas de las páginas web de hipnólogos legos, donde se anuncia, “a bombo y platillo”, que tratan el cáncer y el sida.

Mientras puedan leerse cosas como la siguiente:

¿Se puede ejercer en España como hipnólogo clínico sin necesidad de ser previamente psicólogo o médico?

Efectivamente en España se puede ejercer de hipnólogo clínico sin necesidad de ser psicólogo o médico previamente , ya que no existe ninguna legislación en el país que exija este extremo ni la hipnosis clínica figura entre las especialidades de la medicina o la psicología en los Colegios de Médicos o Psicólogos. Por tanto lo recomendable es poder acreditar una formación o enseñanza recibida en hipnosis y para ejercer, darse de alta en los correspondientes epígrafes de “profesionales parasanitarios” en Hacienda si no se ejerce previamente ninguna profesión sanitaria o para-sanitaria previa. Se puede usar por parte del interesado sin ningún problema la denominación de “hipnólogo clínico” . En la Unión Europea sucede lo mismo, excepto en el Reino Unido, que cuenta con una legislación específica para el ejercicio de la hipnosis. En el resto de países debe consultar la legislación pertinente. En general, en America Latina tampoco existe la exigencia de ser Médico o Psicólogo para ejercer la hipnosis.

Algo que, en principio, con las leyes vigentes, es cierto, aunque debería de aclararse que esos “hipnólogos clínicos” pueden incurrir en intrusismo profesional si se dedican a realizar tratamientos que deberían de ser llevados por un médico o por un psicólogo. Mientras esto no cambie, la hipnosis es una técnica que, debido a sus mitos, permite que algunos vividores (hay otros que simplemente se dedican a ello porque creen que pueden ayudar a la gente) consigan sus propósitos de enriquecerse a costa de la credulidad de la gente y gracias al aval que estos individuos reciben por parte de los psicólogos o médicos que se suben al carro de la popularidad que tienen, en ocasiones incluso creado sociedades, apoyadas por otras sociedades (de la misma seriedad y rigor científico) en otros lugares del mundo, y promocionados por los medios de comunicación por ser mucho más espectacular lo que estos individuos dicen (por lo tanto vende más en los medios) que lo que dice cualquier profesional serio.

Hay curanderos que viven de ello y sus curaciones no creo que lleguen ni siquiera a lo esperado por el “efecto placebo”, los hipnólogos legos vividores, saben que donde vayan pueden organizar un espectáculo con la hipnosis y eso, por los mitos y el morbo de la gente, consigue que se les abran las puertas de las televisiones, la prensa, la radio… Además, como podemos ver en alguna página web, se revisten de mucha seriedad, aparente, incluso apareciendo en fotografías con batas blancas y fonendoscopio para parecer personal sanitario (el hábito no hace al monje, pero un monje sin hábito no parece monje).

Estos individuos tienen bastante éxito en los medios de comunicación, aunque lo que digan, en muchas ocasiones, no tenga ningún fundamento científico ni racional. Es como si a la gente le gustase oír lo que quiere oír, aunque la engañen y le saquen el dinero,  por ello, lo extraordinario, lo mágico… arrastra a muchos incautos y eso permite que esos sujetos (hipnólogos legos, brujos, adivinos, etc.) consigan la suficiente clientela como para poder vivir desahogadamente.

También habría que cuestionarse si están engañando a la gente, o se creen lo que dicen, amparados por las leyes, bastante laxas en este asunto, supongo que habrá de todo. Lo que me parece alarmante es el apoyo de algunos médicos y psicólogos a estos individuos y sociedades, algo que los Colegios Oficiales tendrían que vigilar.

L.A. (10-05-2007)

Aviso: Con fecha 26-03-2008 se han eliminado el nombre de una sociedad y dos links, que incluyó el autor de esta opinión que recibimos en la fecha indicada arriba, puesto que enlazaban con páginas webs que, siendo consecuentes con las acreditaciones de calidad que nos han concedido, no podemos promocionar.

INVESTIGACIÓN SOBRE HIPNOSIS Y ASMA BRONQUIAL

Vamos a comentar la investigación que lleva por título “La hipnosis como alternativa terapéutica en pacientes con asma bronquial”, realizada por la Dra. Olivia Arletty Sandoval Shaik, en la Universidad de Panamá, que puede localizarse en los siguientes enlaces:

http://www.universopsi.com.br/bronquial.pdf

http://www.psicocentro.com/cgi-bin/articulo_s.asp?texto=art26003

En primer lugar, la hipnosis es muy útil para el asma, aunque no para mejorar todas sus facetas, como ya está reflejado en nuestra página web (http://www.grupohipnosiscopcv.es/areas.htm):

Brown (2007), tras revisar la evidencia disponible, indica que la hipnosis es:

Posiblemente eficaz para la severidad de los síntomas del asma.
Eficaz para manejar los estados emocionales que exacerban la obstrucción de las vías respiratorias.
Posiblemente eficaz en la reducción de la obstrucción de las vías respiratorias y en la estabilización de la hipersensibilidad en tales vías para ciertos pacientes.
La evidencia de la eficacia para el proceso inflamatorio del asma es insuficiente.

Brown, D (2007). Evidence-based hypnotherapy for asthma. International Journal of Clinical and Experimental Therapy, 55, 220-249.

Es decir, están investigando algo que ya está  muy investigado, por lo que no añade una nueva información que amplíe el campo, salvo para validar culturalmente los tratamientos, aspecto este que, desgraciadamente, no parece poder determinarse con este estudio.

En cuanto a la metodología de la investigación, encontramos que faltan los siguientes requisitos que serían necesarios para que una investigación fuese científicamente más rigurosa y permitiera sacar mejores conclusiones. Sin cumplir con estas exigencias, un estudio de ensayo clínico como es éste, no se puede utilizar como argumento de validez de una técnica:

  • No hay grupo de control, ni siquiera de remisión espontánea.
  • Y por lo anterior, no se aleatoriza a los pacientes.
  • No hay observadores independientes y ciegos a las hipótesis.
  • No sabemos hasta qué punto los pacientes conocían las hipótesis y si hubo presión contextual, etc.
  • No hay ni una prueba estadística para ver si los porcentajes pre post son significativos (por ejemplo, la prueba Z de comparación de porcentajes).
  • Tampoco hay seguimiento.
  • No indican lo que hicieron como intervención “hipnótica”, por ejemplo ¿qué tipo de hipnosis aplicaron?, ¿cómo aplicaron la hipnosis?, ¿qué sugestiones en concreto?, etc.
  • No sólo se trató el asma, sino que según dicen: “Es importante resaltar que no sólo trabajamos para disminuir la intensidad y frecuencia de las crisis asmáticas sino que fue un tratamiento integral en donde se elevo la autoestima y así los pacientes se sintieron mejor en todos los aspectos, por ejemplo académicos, relaciones interpersonales, su salud en general, por mencionar algunos”. Y esto ya es una intervención psicológica de mayor amplitud.
  • No describen la muestra adecuadamente.
  • No se diferencia correctamente una hipótesis nula (esencialmente para contrastes estadísticos de pruebas inferenciales) de una predicción, ni de una hipótesis como tal (que es la teoría que explica por qué se espera eso y no otra cosa).
  • No comparan el grupo de hipnosis con uno solo de relajación y visualización, sin sugestiones, y sin rotularlo como hipnosis (componentes incluidos en las técnicas tradicionales de hipnosis en general, que puede rivalizar con la hipnosis a la hora de entender estos resultados), y no digamos con un grupo de instrucciones motivacionales hacia la tarea.
  • No evalúan la sugestionabilidad hipnótica de los pacientes.

Por todo ello, en nuestra opinión, se trata del típico estudio con una ligera utilidad heurística (ya que no es innovador porque se han hecho otros antes y con mayor rigor), y de baja, casi nula, validez como estudio confirmatorio.

No dudamos de la buena voluntad de quien lo ha realizado, y su esfuerzo, lo que alabamos profundamente, pero consideramos que este tipo de estudios no benefician en absoluto la difusión de la hipnosis clínica en el ámbito científico, que se caracteriza por el rigor en la metodología y control de variables extrañas.

Grupo de Trabajo de Hipnosis Psicológica (20-01-2008)